¿Cómo hacer arena para gatos casera?

06/Enero/2022

Una de las características más prácticas y fascinantes sobre el comportamiento felino es la facilidad de aprender a hacer necesidades en la caja de arena para gatos.

Aunque algunos cachorros pueden tardar un poco más en adaptarse, la mayoría de ellos lo consiguen en cuestión de días, especialmente cuando las personas que los acaban de adoptar saben cómo reforzar positivamente al gatito para usar el arenero. Esto facilita el cuidado diario de los gatos y la higiene del hogar, requiriendo menos tiempo y esfuerzo por parte de los tutores.

Lo que mucha gente no sabe es que la calidad y el tipo de arena para gatos que elijas puede hacer que sea más fácil o más difícil adaptar el gatito a la caja. Además, hay algunos productos que incluso pueden causar alergias o inflamación en las membranas mucosas del gato porque contienen perfumes o productos químicos irritantes. Para evitar estas reacciones negativas o el rechazo del gato, muchas personas buscan alternativas más ecológicas y económicas, por lo que deciden hacer su propia arena para gatos biodegradable. Si es tu caso, en este artículo te enseñamos cómo hacer arena para gatos casera mediante diferentes opciones.

¿Se puede hacer arena para gatos casera?

¡Por supuesto! Hay muchos productos naturales y económicos con propiedades absorbentes y/o aglutinantes que pueden usarse para hacer arena para gatos casera e incluso biodegradable. Aquí hay varias opciones muy fáciles de hacer con ingredientes que se pueden encontrar en cualquier mercado, feria o tienda de alimentos saludables.

Si tienes la posibilidad de utilizar productos orgánicos, esto sería ideal para completar un ciclo de consumo sostenible y consciente. Además, no olvides garantizar que ningún producto químico utilizado en el cultivo y la fabricación del producto pueda afectar la salud de tu gatito. Si esto no es posible, también sigue siendo una gran idea hacer arena sanitaria para gatos en casa. ¡Sigue las instrucciones a continuación para descubrir cómo ahorrar en arena para gato y qué sustitutos existen!

Arena para gatos casera con harina de maíz

¿Conoces esa harina de maíz que se utiliza para hacer deliciosas recetas dulces y saladas? Pues sí, es un gran producto para fabricar arena para gatos casera y es biodegradable. Al entrar en contacto con la orina o la caca del gato (que tiene una cierta cantidad de líquido), la harina de maíz forma terrones sólidos y firmes que facilitan la limpieza de la caja de arena del gatito. Por ello, es un excelente sustituto de la arena para gatos de tipo aglutinante.

Para optimizar el funcionamiento de la harina de maíz como arena para gatos casera, puedes agregar una cucharadita de bicarbonato de sodio, ya que este producto permite evitar que la arena huela mal. Puedes utilizar cualquier tipo de harina de maíz, así como granos de maíz triturados.

Arena ecológica para gatos con serrín

Como era de esperar, la madera es un material muy versátil, pero también destaca por ser biodegradable y completamente renovable. Por supuesto, el abastecimiento debe estar bien planificado para evitar la deforestación y certificar el origen sostenible de la materia prima. Una idea interesante para sustituir la arena para gatos industrializada es aprovechar el serrín que a menudo es desperdiciado por la industria de la construcción y la carpintería.

Recuerda la importancia de certificar el origen del serrín antes de exponer a tu gatito al él para evitar la exposición a productos químicos o productos artificiales utilizados en el cultivo o el tratamiento de la madera. Idealmente, debes obtener serrín orgánico o al menos de madera ecológica proveniente de iniciativas de reforestación y gestión sostenible del suelo. Como ya hemos mencionado anteriormente, para evitar el mal olor debes poner un poco de bicarbonato de sodio.

Entonces, ¿cómo hacer arena para gatos con serrín? Muy fácil, sigue estos pasos:

  • 1. Retira las posibles astillas que puedan quedar para evitar que el gato se haga daño al pisarlas.
  • 2. Puedes lavar el serrín o no, dependiendo de su origen. Si consideras que su higiene no es del todo óptica, lávalo con un detergente ecológico y sécalo muy bien.
  • 3. Mezcla el serrín con un par de cucharaditas de bicarbonato de sodio. Otra opción totalmente válida es diluir el bicarbonato en agua hirviendo, introducirla en un pulverizador y rociar todo el serrín con esta mezcla. En este caso, deberás dejar que se seque por completo.
  • 4. Coloca el serrín con el bicarbonato en la caja de arena y listo.

Con esta opción de arena para gatos harás arena absorbente. Si deseas que el pipí y la caca formen bloques sólidos para una fácil limpieza diaria, puedes agregar harina de maíz o harina de mandioca a la preparación seca antes de usarla para cubrir la caja.