Regalos de Navidad para perros

23/Diciembre/2021

La Navidad es una de las épocas más mágicas del año, y es que todos esperamos con ilusión reencontrarnos con nuestros seres queridos y, por supuesto, regalar y recibir regalos.

Si te preguntas "qué le puedo regalar a mi perro por Navidad", sigue leyendo para descubrir nuestras ideas e inspirarte. De todas formas, recuerda que lo más importante es que disfrutéis juntos las fiestas, no importa si vas a regalarle algo muy sencillo o muy caro, él solo te quiere a ti por encima de todo.

1. Un lugar cómodo para dormir

Algo que podemos hacer para contrarrestar el frío que acompaña a la Navidad es ofrecer una cama cómoda y calentita a nuestro perro. Especialmente si nuestro can es algo mayor, escoger una cama es una magnífica opción para resguardarle del frío suelo. ¡En el mercado encontraremos ideas increíbles y distintas a las convencionales que seguro que te sorprenderán!

2. Mantitas

En la misma línea, podemos buscar una mantita con huellas e incluso una manta térmica para que esté calentito en su sitio cuando tu te encuentres lejos. ¡Todas las opciones son válidas!

3. Ropa de abrigo

En el exterior también deberemos proteger a nuestro perro del frío intenso. Especialmente aquellos ejemplares con poco pelo o sin pelo, perros muy pequeños y perros de edad avanzada. Si tu perrito aún no tiene un abrigo o un jersey, este es tu regalo estrella de esta Navidad. Descubre más ideas en ropa para perros pequeños.

4. Botas para la nieve

Si tienes pensado pasar las navidades en un lugar donde nieva, una excelente idea es regalar a tu perro unas botitas diseñadas especialmente para aislarlo del frío sin perturbar su bienestar. A los perros, en general, no suele gustarles llevar zapatos ni ropa de abrigo por tratarse de elementos no naturales para ellos. Sin embargo, si escogemos las prendas adecuadas podemos ayudarles a no pasar frío sin que suponga para ellos un factor estresante.

5. Juguetes para ejercitarlo físicamente

Los perros son muy especiales y cada uno disfruta con un tipo de juguete distinto. En el mercado encontramos juguetes que nos ayudan a ejercitarlos tanto física como mentalmente, por lo que en casa también podemos ofrecerles una correcta estimulación.

6. Juguetes dispensadores de comida

Si de los mejores regalos de Navidad para perros se trata, no podemos dejar de mencionar los juguetes dispensadores de comida tipo Kong. Estos juguetes son ideales para todo tipo de perros, y de todas las edades, pero resultan especialmente recomendables para aquellos que sufren ansiedad por separación cuando se quedan solos en casa, puesto que les ofrecen entretenimiento y, al mismo tiempo, refuerzan una conducta deseada: estar tranquilos y entretenidos mientras no estamos.

7. Juguetes de inteligencia

Del mismo modo que debemos ejercitar físicamente a nuestro perro, es fundamental mantener su mente bien estimulada en casa. Por ello, podemos hacernos con juegos de inteligencia de todo tipo, ya que serán muy útiles para aquellos días en los que no puedas bajar al parque con él por culpa de la lluvia o la nieve, por ejemplo.

8. Mordedores

Si acabas de adoptar a un cachorro, otro de los mejores regalos de Navidad para perros es algo tan sencillo como un mordedor. Le ayudará a aliviar el dolo que experimenta durante el cambio de dientes y, a su vez, le enseñará a inhibir la mordida. Igualmente, estos juguetes son aptos para perros adultos y mayores, puesto que ayudan a reducir el estrés. Cuanto mas grueso y resistente sea, más tardarás en tener que comprarle otro.

9. Premios y golosinas para perros

La comida es algo que enloquece a los perros y que nos hace posible trabajar el refuerzo positivo con ellos. Por este motivo, puedes comprarle todo tipo de alimento incluyendo comida húmeda, un pienso de calidad extra, huesos, snacks...

10. Productos de belleza adecuados

Actualmente, encontramos una gran variedad de productos de belleza al alcance del consumidor, pero, ¿cuántos están fabricados pensando en lo que realmente quiere un perro? Estos productos tienden a responder a nuestra necesidad de mantenerlos limpios y con un olor "agradable", sin embargo, lo que para nosotros es agradable no lo es para ellos.