7 sustancias comunes que pueden afectar a tu gato

03/Septiembre/2020

Te sorprenderá conocer qué sustancias comunes pueden afectar a tu gato; mantenlas alejadas de la curiosidad de tu minino

No es trivial conocer qué sustancias comunes pueden afectar a tu gato; muchas de ellas no son obvias. Esta información puede ser crucial, considerando la inmensa curiosidad que pueden desplegar estos felinos.

Tu hogar puede llegar a ser un lugar peligroso para tu gato y es enteramente tu responsabilidad crear un ambiente seguro para él. Por supuesto que la que te presentamos en este artículo no es una lista exhaustiva. Esperamos que sirva para poner de relieve la importancia que tiene atender este tema para prevenir accidentes que pueden llegar a ser fatales.

1. Hierbas

¡Tranquilo! Las hierbas más comunes como la albahaca, el romero y el eneldo son seguras para los gatos. Ni qué decir de la predilecta hierba gatera.

Sin embargo, otras plantas y hierbas pueden afectar negativamente a los gatos, pues pueden causar latidos cardíacos acelerados, vómitos, diarrea o incluso la muerte. Entre estas hierbas potencialmente mortales se incluyen la dedalera, la consuelda, el aloe y el ricino.

2. Plantas de interior

Existen muchas plantas de interior que son letalmente tóxicas para los gatos, incluidas azaleas, lirios y flor de pascua. La ingestión de las hojas y bayas puede causar vómitos, diarrea e incluso la muerte.

Según expertos, los lirios forman uno de los problemas de toxicidad más comunes para los gatos que viven en casas. ¿La razón? Muchas personas simplemente ignoran que todas las partes de un lirio (géneros Lilium y Hemerocallis) son venenosas para los gatos. Esto incluye los pétalos, estambres y hasta el agua del jarrón que los sostiene. Si tienes un gato, estos no pueden tener lirios en tu casa o jardín.

Otras plantas como la paz, la perla y la cala no causan insuficiencia renal. En cambio, estas plantas contienen cristales de oxalato, que pueden causar síntomas menores, como irritación en la boca, lengua, garganta y esófago.

3. Cafeína, una de las sustancias comunes que pueden afectar a tu gato

Entre las sustancias comunes que pueden afectar a tu gato está la cafeína. Existen muchas maneras por las que un gato puede encontrar cafeína en un hogar normal. La cafeína está presente en: café, té, refrescos, bebidas energéticas, suplementos de levantamiento de pesas, diversas píldoras de venta libre e inclusive píldoras de dieta.

La cafeína en los gatos, en cantidades moderadas, causa problemas que amenazan la vida. Su ingestión puede causar arritmia cardíaca, problemas pancreáticos, aumento de la presión arterial y daño a los órganos.

4. El chocolate está entre las sustancias comunes que pueden afectar a tu gato

El chocolate contiene el alcaloide teobromina, que es tóxico para los gatos.También contiene cafeína y puede contener azúcar. Si su gato come chocolate, puede causarle un ritmo cardíaco anormal, temblores, convulsiones y hasta la muerte. Cuanto más oscuro es el chocolate, más peligroso es para un felino.

5. Drogas, otra de las sustancias comunes que pueden afectar a tu gato

Existen varios medicamentos relativamente seguros para otros animales que son muy dañinos para los gatos. Esta lista incluye aspirina, acetaminofén, antihistamínicos, descongestionantes, ibuprofeno, AINEs, salicilatos y enemas de fosfato de sodio.

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) pueden provocar insuficiencia renal grave y úlceras estomacales. Sin un tratamiento adecuado, las consecuencias pueden ser fatales.

Siempre tienes que asegurarte de que cualquier medicamento que estés considerando darle a tu gato sea específicamente seguro para felinos. Obtén consejo de tu veterinario antes de administrar cualquier medicamento por su cuenta. Y, por supuesto, mantén siempre el botiquín asegurado en algún lugar al que no pueda llegar un gato.

6. Insecticidas

Es bastante común el envenenamiento por insecticidas domésticos, también por tratamiento inapropiado con un medicamento tópico –destinado para uso en perros– para combatir pulgas y garrapatas. La exposición a insecticidas, como son productos de césped y jardín, aerosoles, polvos o gránulos, ocurre a menudo cuando un gato camina por un área tratada. Estos casos suelen ser intoxicaciones de leves a moderadas.

Casos más graves ocurren por exposición a medicamentos para ectoparásitos caninos. Estos productos contienen piretrinas o piretroides, que son altamente tóxicos para los gatos. Comúnmente, luego de la aplicación, los gatos pueden lamerse a sí mismos o a otros perros que viven con ellos.

7. Bolas de naftalina

Las mascotas pueden sentirse atraídas por el curioso olor de las bolas de naftalina. Estas, usadas descuidadamente, representan una amenaza oculta para la salud de las mascotas.

La inhalación de vapores de naftalina causa dificultad respiratoria, irritación ocular y muchos otros síntomas. La ingestión causa intoxicación que conduce a daño hepático, insuficiencia respiratoria, convulsiones, arritmia cardíaca y la posibilidad de muerte.